Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 29 octubre 2005

  Con la odiosa vuelta al colegio y, por tanto, a la sociedad germinal, descubro que la estupidez de los progresistas comienza a ser desenfrenada. Por si no fuese bastante penoso ver a una jovencita enteramente vestida con ropa de marca y bien enjoyada aclarando lo mucho, mucho, mucho que detesta al imperialismo europeo de hace un siglo (el s. XXI para mí no existe, es una broma de mal gusto) y lo poco que hemos ayudado a enmendar los errores cometidos por otros, el anterior día, la profesora de Historia del Arte, feminista confesa y de las que creen en eso de la democracia participativa, hizo un comentario más que desafortunado. En mi clase hay un valenciano, quien había apagado una innecesaria luz. Se dio cuenta la profesora y le dijo de forma casi libidinosa (le faltó guiñar el ojo y bajarse una media): “Como se nota que eres medio catalán, porque tienes una mentalidad muy europea, y no como los que aún viven en la España profunda, que van dejando las luces encendidas por ahí”.
 
  Frente lo anterior, el alumno dijo: “Eh, que yo soy valenciano valenciano” (pura casta). Pero de lo que quiero hablar es del europeísmo que tanto parece apreciar la profesora. Quizá sea ese europeísmo del que hacen gala los catalanes el que ha llevado al Ayuntamiento de Barcelona a adoptar medidas un tanto restrictivas en cuanto a la vida en la calle. Quizá nos quisiese loar la instalación de diez mil cámaras por toda París, o la prohibición de la prostitución en los países escandinavos, o la cadena perpetua vigente en la avanzada Holanda, o el laicismo que prohíbe símbolos de Francia. En fin, todos aspectos europeos seguro muy desagradables para nuestra Mary Wollstonecraft particular. Lo que no se puede pretender, hombre, es quedarnos sólo con el ahorro de energía tan europeo, que a fin de cuentas es una gilipollez considerando sus reactores nucleares, y dejar de un lado puntos más europeos aún. ¿Será diferente España? ¿ O es que eso de “europeo y no europeo” es puro cuento y cada país es como es?
 
  ¿A qué viene esta nimiedad, por cierto?, se preguntarán mis detractores (en aumento). Pues porque gente como la mencionada confunde y aturde a las personas menos críticas, empañando el pensamiento con ideas tan gratuitas y tan burdas como la vista, que es vergonzante esa especie de progresismo obligatorio que nos quieren meter en la cabeza a todos, esa amalgama de sueños frustrados y recargos de conciencia que parece tengan que pagar. Y para manejos mentales, lo que nos relató la de Historia de España, que ya es de antología, oigan. La próxima semana hablaremos de ello. Les advierto que es una narración dramática y cruda, la cual les abrirá los ojos, y a ver si salen ya de la España profunda, coño.
 
Fdo. El Espantapájaros.

Read Full Post »

Cocodrilo Dundee

  Dedico este artículo a nuestro bendito país, a nuestra España, nunca bien nombrada. Aparte de eso, hoy les tengo que presentar a no uno sino a dos cocodrilos (tres contando el del título). El primero no podría ser otro que Cocodrilo, un importante villano de One Piece, serie de animación japonesa que no necesita presentación. Se trata de un hombre elegante, abrigo de pieles sobre los hombros, y muy seguro de sí mismo; es minucioso y cínico, y ha sumido al reino de Alabasta en una guerra civil que maneja desde la sombra. Su pretensión no es otra que hacerse con el poder en dicho reino para encontrar una legendaria arma de destrucción masiva. Con su puro y mirada altiva, será una amenaza mayor para los protagonistas de la serie durante mucho tiempo, debido a sus retorcidos planes y a su enorme poder, que incluye controlar la arena a su antojo. Para colmo, juega a tres bandas, pues es el jefe de la organización criminal Baroque Works, tiene patente de corso del Gobierno y es un héroe nacional en Alabasta. Menudo elemento.
 
  El segundo cocodrilo es el camarada Cocodrilo Emplumado, que inició un debate que dura hasta hoy a propósito de mi anterior artículo, en el que criticaba la cobardía de Castro al no acudir a la Cumbre Iberoamericana. Pese a tener posturas políticas enfrentadas (él parece comunista y yo soy no comunista), ha resultado ser gran contendiente, si bien algo recalcitrante en sus ideas acerca de los conquistadores y el papel internacional de España. Sir Cocodrilo tiene un garfio, con el cual llega a empalar hasta a tres personajes, y en los tres casos sus enemigos logran sobrevivir, con lo que no parece muy útil. El Emplumado tiene la palabra escrita y un palacio de sarcasmos en el que no hay sarcasmos, sólo documentos de época y denuncia social, pero nos vale. Lo importante es que le hemos dado variedad de opiniones a este lugar y nos hemos tirado tales trastos a la cabeza que ni Jaime Campmany y Eduardo Haro Tecglen (recientemente fallecido) cuando todavía daban guerra cada uno por su lado.
 
  Cocodrilo, o Mr.0, su nombre en clave en Baroque Works, acaba bastante mal. Su sardónicamente llamada Operación Utopía queda incumplida por la incompetencia de sus subordinados y por el esfuerzo sobrehumano de Luffy y compañía. Finalmente, recibe su merecido multiplicado por cien. Sobre Cocodrilo Emplumado, ya veremos si decide volver a pasar aquí algún día que otro, quizá cuando la palme Castro. Le aconsejo tomarse las cosas menos en serio, que la amargura nos consume demasiado. Está claro: “No puedo soportar más tu ridículo discurso idealista” (Cocodrilo a la princesa Bibi).
 
Fdo. El Espantapájaros.

Read Full Post »

Estocada sabática

  Confieso que la parada militar del miércoles 12 de octubre me decepcionó. Misiles patriot de segunda mano, políticos enfrentados riéndose de nosotros junto con el rey, la sombra de Cuba (que no la del Estatuto) planeando por allí… En fin, uno esperaba que, ante el vociferante gentío fascista, que socava los cimientos democráticos de nuestra entidad de nación de naciones, un carro de combate les hubiese aplastado a todos, y bien estaría, que al final han terminado por asustar a Castro, que fuma puros y no se atreve a venir a España, no sea que le detengan de forma tan alevosa como fue detenido el pérfido Pinochet. Y es que en España somos la leche, que nos lanzamos a juzgar los crímenes de todo el mundo sin resolver antes los propios. Eso sí, menos los de Castro, como aclaró prontamente el embustero de Pumpido. Han de saber los caballeros de izquierdas que el régimen impuesto en Cuba me es repelente no por su comunismo, sino por sus personajes.
 
  Pero lo que quiero confesar es que me cansa ya hablar de política, de ofrecer visiones subjetivas y de cargar una y otra vez contra los mismos objetivos. Preferiría hablar de Cocodrilo (en One Piece), de mi colegio católico o de los Rolling Stones; pero es más fácil la política, y a veces es inevitable tener que entrar al trapo. En Madrid caen algunas lluvias esporádicas, con lo que más le valdría al atontado de Gallardón ponerse un plástico a modo de impermeable, agarrar unas cazuelas o unas ollas y ponerse a recoger el agua de lluvia acompañado por los concejales. Para dar ejemplo, hombre, y así dejarse de tanta policía del agua y policía de la leche. ¿ Más soluciones prácticas? El término "nación" en el Estatuto cabe de sobra, como decían en el guiñol: " Cataluña no es una nación". Un corte de mangas a Castro convendría bastante, que no es bueno enfadar al Imperio con declaraciones chorras acerca de sus bloqueos. Y muy curioso es el comportamiento de IU: no se presentan en el desfile pero bien que van a la posterior recepción. Será que tienen hambre, los pobres.
 
  Y ahora arremeto contra la Iglesia, que me apetece. Mucho se amparan los católicos en el respeto, se prenden de él. El respeto por aquí, el respeto por allá. Pareciera que sientan ya tal sensación de ridículo ante los ojos de la gente que necesiten estar constantemente pidiendo respeto. Y mejor que no hable de los hilarantes intentos de las parroquias por atraer a jóvenes a sus sesiones, que son el mejor ejemplo de una Iglesia que, pretendiendo ser conservadora y tradicional, se ve obligada a humillarse e introducir elementos modernos en sus sistemas de captación para no quedarse atrás. Chesterton me da la razón: "Prefiero antes a un malvado que a un tonto."
 
Fdo. El Espantapájaros.

Read Full Post »

Detrás de las vallas

  La cosa se está poniendo fea por Ceuta y Melilla, y el ladino rey de Marruecos, entre copa y copa, esconde estar contento por ello. La valla española que nos protege de las hordas bárbaras no tiene ni punto de comparación con las que hay en la nueva ciudad deportiva del Real Madrid para retener a los aficionados. De todas formas, Zapatero, que es un optimista antropológico, ha ordenado construir una tercera valla que parece sacada del programa Grand Prix. Aunque es más versátil que la otra, porque hasta va a echar gases lacrimógenos mientras los asaltantes se retuercen entre cables de acero y la policía marroquí hace puntería con sus fusiles obsoletos. Pero ahí no queda la cosa, sino que cámaras de infrarrojos les van a grabar en su sufrimiento para que lo puedan echar por el nuevo canal del emperador Polanco. Y no me olvido de las garitas desde donde los picoletos podrán jugar al tiro al blanco con sus pelotas de goma. Las medidas de Zapatero, espíritu vivo de la futura Alianza de Civilizaciones- que salvará el mundo- , son ciertamente humanitarias.
 
  Lejos ya de propuestas tan sentimentales y descabelladas como que se tiren abajo las vallas, este es un problema grave que necesita resolución. España no es la tierra prometida, no hay ríos de cerveza, ni árboles que dan dinero, y ni siquiera se puede fumar con libertad. Esta pobre gente que cruza nuestras fronteras va a parar a desbordados centros de acogida donde ya casi no les pueden mantener, y son muy pocos los que consiguen un trabajo, y si lo hacen, son explotados y utilizados por empresarios sin escrúpulos. Ya decía un amable cura el otro día que en tales centros ya llevaban años algunas personas sin salir adelante, y añadía en tono cauto: " Y la paciencia tiene un límite". Es decir, que cuando sean diez mil o veinte mil los desesperados por ahí sueltos, quizá no se detengan en desvalijar a una persona o robarte en los semáforos, sino que a lo mejor les da por causar verdaderos disturbios. Bastantes problemas tenemos ya los ciudadanos medios de los felices países desarrollados como para tener que aplacar una rebelión inmigrante.
 
  La intención e decir que no hay nada de beneficio en permitir que pasen: ni para ellos ni para nosotros. Y doy poco crédito a la idea de borrar la miseria de África, es algo imposible a estas alturas. No me siento culpable del imperialismo europeo de hace dos siglos, y opino que unas medida más drásticas, tajantes, lograrían que los subsaharianos no echasen a perder sus vidas por su un sueño ya truncado de antemano. Muy distinta es la inmigración legal, que es necesaria en un país en el que va a haber mucho viejo dentro de poco. Mis palabras son hoy duras, hasta infames e insolidarias, pero tengo que ser sincero, tener cordura. " La responsabilidad de tener ojos cuando otros los perdieron", que escribía José Saramago en su impresionante Ensayo sobre la ceguera.
 
Fdo. El Espantapájaros.

Read Full Post »

  Hoy vamos a volar hasta los ochenta, lejos de estos tiempos de mezquinidad, deshonor y cicaterismo. Ya sé que algunos preferirían que vituperase a Fernando Alonso tras su pobre victoria, que hablase sobre Ceuta y Melilla, o que me metiese con la sonrisa bobalicona de Zapatero. Pero no. Al tema. En los ochenta surge un grupo que es toda una imagen de esa época gloriosa: Twisted Sister. Muchos les recordarán por sus pintas más horteras que estrafalarias, especialmente la del cantante, Dee Snider, que llevaba un traje, una cabellera y un maquillaje facial dignos de ser clasificados como de fantasía. Este entrañable grupo de hard rock  es el responsable de himnos tan inmortales como I Wanna Rock, We’ re Not Gonna Take It o The Price, acompañados por unos delirantes (y muy cutres) vídeos. En fin, un grupo magnífico, que inspira confianza y, sobre todo, muy ochentero. Recomieno escucharlo.

  Pero no todo era de color rosa en el mundo de los Twisted Sister. Manowar, grupo por demás cavernario y primitivo, mentó a nuestro querido grupo en unas inflamables declaraciones: “Esas mariconas maquilladas” (o algo así). Pero no contaban con lo barriobajeros que eran los Twisted Sister (tenían experiencia de otras trifulcas), que, ni cortos ni perezosos, les retaron a una pelea, a un duelo, o sea, era un asunto de honor. Por más que los miembros de Manowar fuesen ataviados como Conan el Bárbaro o que cogiesen los instrumentos de maneras forzadas para resaltar sus abultados músculos, no acudieron al duelo, quedando en evidencia ante la prensa allí reunida. El depravado Dee Snider se burló de ellos durante un tiempo, y parece ser que los buscaba en cubos de basura, levantando las tapas y diciendo: “Manowar, coooome out and playyyyy” (Manowar…, salir a jugar).

  Hay rumores sobre que Twisted Sister insistió, quedando esta vez en Central Park, y no presentándose Manowar de ninguna de las maneras. Sin duda que es una anécdota muy interesante y educativa. Podemos decir que Twisted Sister tiene mucho estilo. Así, no estaría mal que el PP retase a los de ERC a batirse en un duelo a las puertas del Congreso. Por supuesto que Aznar estaría invitado al acto, y a los separatistas se les dejaría cantar su bonito himno antes de empezar, mano en pecho. ¿Quién saldría victorioso? Bueno, me conformaría con que Rajoy hundiese su puro en el ojo de Carod Rovira. Eso sí que es rock.

Fdo. El Espantapájaros.

Read Full Post »