Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 24 junio 2007

  La clase política española se ha especializado en robar el dinero a los ciudadanos para después emplearlo en fines abyectos. Verbigracia, en subvencionar el cine español, un cine que, salvadas las honrosas excepciones, goza con dar lugar a las más casposas y aceitosas películas. Nuestra industria cinematográfica fabrica al año una bazofia de incomparables dimensiones que de ordinario se recrea en dramas sociales donde campan a su gusto el sexo marrano, los quinquis y las familias deprimidas y deprimentes. No hay más protagonistas que las prostitutas y las desdichas. Y un hecho inadmisible: tanto actores como directores constituyen una suerte de sindicato dependiente de las izquierdas y ducho en crear cordones sanitarios contra el PP. Por ello, debería ser optativo destinar dinero público a tales propósitos. 
 
  No contentos con estafar al ciudadano y a los cada vez más menguados espectadores del cine español, ya tenemos anunciada una Ley del Cine. Aplaudida por los directores, obligará a los cines a cumplir una cuota de pantalla abusiva que acabará generando pérdidas. Ante el atropello de sus derechos, los dueños de los cines se están empezando a rebelar, porque la imposición es negativa para el público en general, pero sobre todo para ellos. No puedo dejar de citar a Octopusmagnificens, que escribía sobre lo mismo hace unos días: "Yo incito a incumplir la ley, a dar a la gente lo que realmente demanda y en última instancia y por encima de todo a defender la libertad de programar en tu cine un ciclo de películas senegalesas o lo que se te antoje, que para algo es tuyo coño". Eso es lo justo, y no las malditas cuotas.
 
  Sinceramente, no creo que así logren sacar al cine español de su tan alargada crisis. No es que me importe su desaparición (no caerá esa breva), que por mí se puede ir al pozo del olvido junto a la literatura de Javier Marías o Maruja Torres, por decir algo; pero si tuviese que ofrecer una solución, sería la de cancelar subvenciones y demás sopa boba. Ya sean malas, hay películas españolas capaces de arrasar en la taquilla, como Alatriste. Que se busquen la vida nuestros inteligentes y creativos artistas. Seguro que hallan la luz al final del túnel.
 
Fdo. El Espantapájaros.
Anuncios

Read Full Post »

  Decir que la década de los ochenta expiró el 31 de diciembre de 1989 puede ser una perogrullada. Pero, a mi juicio, es realmente un error, porque los efectos ochenteros, sus formas y fondos, se extienden más allá de dicha fecha y rigen en películas ya creadas en los noventa: no hay delimitaciones fijas para el estilo. Ejemplos de esto son Depredador 2 y Muñeco Diabólico 2, las dos de 1990, con sus respectivas primeras partes aparecidas en 1987 y 1988. Depredador 2 pasa de la selva a la ciudad para las matanzas. Uno de los feos alienígenas cazadores de hombres se va de safari a Los Ángeles con sus sofisticados cachivaches. ¡Y vaya Los Ángeles! Es la urbe prototipo de los ochenta: dominada por narcotraficantes que desbordan a unos incapaces policías, sin faltar el reportero pesado y sensacionalista. Este violento filme, lleno de pringue, de camisas y pieles sudadas y de humos de alcantarilla, es una maravilla que no se pueden perder. El tráiler, tampoco. ¡Lástima que Arnold Schwarzenegger no repitiera como hombre capaz de poner al bicho en su sitio!
 
  En Muñeco Diabólico 2 asistimos a nuevas desventuras del pequeño Andy, insistentemente perseguido por un Chucky desmadrado y sanguinario. Genial la escena de la fábrica de juguetes, sobre todo cuando la cubren con un cutre efecto especial de nubes tormentosas. En esta página podrán encontrar más información e imágenes de la película, aunque algo centradas en el protagonista, por otra parte adorable y muy valiente.
 
  En la misma línea incluso daría un tercer ejemplo, que es Muñeco Diabólico 3. Siendo de 1991, nada tan ochentero como la estricta academia militar y sus novatadas, los juegos de guerra en el bosque o el duelo final en la feria, con la típica casa del terror de escenario.
 
Fdo. El Espantapájaros.

Read Full Post »

  De la década de los sesenta, etapa de alucinógenos, de flores y de expansión del comunismo, borraría muchas cosas: me alegro de no haberla vivido. La auténtica década prodigiosa son los ochenta. Pero lo que sí saludo de esos años de fumados es la formación de numerosos grupos de rock que perviven en la actualidad. Entre ellos se halla mi favorito, los Rolling Stones (established 1962), seguido de Bruce Springsteen y Twisted Sister. Tras el desdichado y ya célebre accidente del vodka y el cocotero protagonizado por Keith Richards, parece que por fin tendremos a los Stones (nunca a los Rolling, por favor) en Madrid, el día 28 de junio, en el Estadio Vicente Calderón. La salida del nuevo disco del longevo grupo, A Bigger Bang, de 2005, es el motivo de la gira que se había cancelado en toda España en 2006.
 
  A Bigger Bang es un buen disco, si bien no está a la altura de los que han sido encumbrados, de los tres grandes: Beggars Banquet (1968), Let It Bleed (1969) y Sticky Fingers (1971), no necesariamente en este orden, que es el cronológico. Se tiene al último por el mejor de la discografía de los Stones, con canciones tan míticas como Brown Sugar, Wild Horses o Dead Flowers. Luego, consensuado el podio, entran en juego los gustos de cada uno. Para mí, los siguientes discos más recomendables serían Some Girls (1978), It’s Only Rock ‘n Roll (1974) y Aftermath (1966). En cuanto a su última obra, ya he dicho que no está nada mal, es una gozosa experiencia escuchar un disco que desmiente la supuesta incapacidad de los chicos de la lengua para crear después de tantos años. Empezando por Rough Justice, es brutal.
 
  Mick Jagger y compadres son sexagenarios, algo que no dificulta que se coman literalmente el escenario en cada actuación. Como, de todos modos, no sé hasta cuándo les valdrán los cambios de sangre, las drogas o el pacto con el Diablo, pagué una cuantiosa suma con tal de no perderme el que podría ser su último concierto en Madrid. De él espero una combinación entre el pasado glorioso de Paint It Black con las novedades que trae, por ejemplo, Rain Fall Down. Y que cierren, por supuesto, con Sympathy for The Devil, un maravilloso final.
 
Fdo. El Espantapájaros.

Read Full Post »

 En mi último artículo hablaba de los resultados de las elecciones autonómicas y municipales. Sin embargo, me dejé en el tintero–a propósito–lo más importante y lo que más habría de ocupar nuestros pensamientos: el retorno de ETA a las instituciones a través de su máscara, ANV. Hay gente que aún se confunde o que se finge ignorante antes estos hechos, aquellos que vienen a afirmar que ese partido no es Batasuna o que los terroristas tienen derecho a presentarse a las elecciones. A ellos les digo que tal comportamiento tenía sentido cuando el Gobierno al que veneran mantenía un rescoldo de su patética y fúnebre negociación, pero ahora, aceptado el fracaso hasta por Zapatero, es absurdo continuar defendiendo un partido que goza cada vez que los liberadores del pueblo vasco revientan a alguien.
 
  Se ha aducido, falsariamente, que el Tribunal Constitucional ¡ratificó a dicho partido! Nada más engañoso, porque lo que en verdad hizo el Alto Tribunal fue avalar la decisión del Tribunal Supremo de anular 133 listas de ANV. Lo de las listas es otro punto a aclarar, ya que la tendencia es creer que las no anuladas se hallaban limpias. Lo cual es una solemne bobada. Si de 133 listas impugnadas (muchos  no saben lo que significa ese verbo), 133 fueron anuladas, esto es, ilegalizadas, cabe pensar que de haber sido las restantes impugnadas, habrían corrido el mismo destino que sus hermanas. Mas ya sabemos lo que se interpuso al sentido común. Había esperanzas puestas en el famoso proceso, quizá una cesión a medias hubiera servido para relanzarlo. Es inútil: los totalitarios siempre ansían el todo, ni más ni menos.
 
  El argumento de los derechos de los radicales, de su carta de naturaleza, etcétera, les parecerá peliagudo a ciertos gazmoños, pero no lo es. ANV (Batasuna con otro nombre) es un partido terrorista, socialista, totalitario, tóxico y separatista. Nadie en su sano juicio debería considerar positivo que unos nazis con boina estén en las instituciones, chupando de los fondos públicos, con el censo a su disposición y extendiendo sus mentiras y extorsiones. ANV es un peligro para la democracia y para los ciudadanos españoles. Ha de ser erradicada.
 
Fdo. El Espantapájaros.

Read Full Post »

Segundo aniversario

  Ya van dos años al frente de este espacio. Reitero lo dicho en el anterior aniversario: "Mis agradecimientos a los lectores por leerlo y a mí por mantenerlo. Espero que los primeros continúen disfrutándolo y el segundo no defraudándoles". No tengo intención de echar el cierre ni de tomarme un tiempo de descanso de meses, como hace mucha gente por estas fechas, más que nada porque no me cuesta ningún trabajo actualizar cada semana. En cuanto a la deriva política generalizada, denunciada por mis viejos y queridos lectores, es algo imparable pero de lo que no me arrepiento. Eso así, los añorados ochenta todavía tienen miga y quiero reflejarlo aquí con más anexos y cosas por el estilo. De momento, hay Espantapájaros para rato.
 
Fdo. El Espantapájaros.   

 

Read Full Post »

Hay Esperanza

  Transcurrida una semana desde la convocatoria electoral del 27 de mayo, y asentados los efectos de la misma y quieta la polvareda derivada, es oportuno realizar un sucinto análisis. Al final, el PP ha ganado las elecciones. No por una amplia mayoría, es la pena, mas sí con el margen suficiente para hacer temblar a unos socialistas en retroceso. Como he mantenido otras veces, el PP nunca logra convencer de forma contundente a la ciudadanía, lo que hace que haya alcanzado una victoria relativa. Se requiere un impulso más fuerte si quieren ganar las generales, que se pueden afrontar con optimismo y ganas. En cuanto a los resultados del PSOE, Blanco los camuflará todo lo que quiera, e inclusive pretenderá borrar Madrid del mapa; tanto da, porque sabe que su partido es objeto de un inconfundible declive.
 
  En Madrid y Valencia ha sido arrollador el triunfo del PP. Es algo comprensible, pues los ciudadanos no sólo han tenido a bien premiar una gestión competente y fecunda, sino que han castigado a los socialistas y, muy particularmente, a sus grises candidatos en la capital. Así, se consolidan Gallardón y Esperanza Aguirre, no ya como estupendos gestores, también como futuros sucesores de Rajoy en caso de descalabro. El primero, prepotente, ya ha mostrado sus intenciones y su codicia, mientras que la segunda y más deseable ha sido comedida, educada. La otra cara de la moneda, y a fe que es amarga, es la pérdida de la mayoría absoluta del PP en Baleares y Navarra. En las islas, quizá se esté preparando una nueva y chusca edición del ridículo Pacto de Progreso de 1999. La comedia de enredo estaría garantizada.
 
  Pero en Navarra no hay motivos para reír. El ascenso de Nafarroa Bai, consecuencia del auge nacionalista con Zapatero, es bastante alarmante. De cualquier modo, UPN cuenta con el mayor número de votos, ha crecido, y los partidos no nacionalistas (incluyo al PSN) suponen el 70% de la cámara territorial navarra. A expensas del pacto, de lo que decida hacer el PSN, que tiene las llaves, sólo se puede desear que Zapatero recobre la cordura, si acaso la tuvo, y que la mitad más española del PSN prevalezca, dejando gobernar a UPN.
 
Fdo. El Espantapájaros.  

Read Full Post »