Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 27 abril 2008

Zapatero en su palacio

  Ayer venía en El Mundo una columna de Lucía Méndez que glosaba el buen vivir al que se ha entregado Zapatero. Como todo el mundo está pendiente de su feminista Consejo de Ministros o de las tensiones en el PP, la tranquilidad invade La Moncloa, no hay de qué preocuparse. Según la columnista, el Presidente está disfrutando del cargo, asiste a actos culturales y de ocio, se echa la siesta y da paseos por sus jardines. Es decir, Zapatero hace de todo menos trabajar. Puesto que es una persona que nunca ha tenido que dar un palo al agua, tampoco nos puede sorprender o resultar ajeno este comportamiento ocioso y vacacional, porque Zapatero ya nos ha enseñado en repetidas ocasiones que le apetece más estar de retiro en Doñana que encargándose de los asuntos de Estado más cruciales y urgentes.  
 
  Probablemente, Zapatero lleva sin ejercer el cargo desde enero, cuando se disolvieron las Cámaras y se convocaron las elecciones, y ahora parece que sigue prefiriendo no tomar las riendas de sus responsabilidades, que, en serio, no se reducen a arremeter contra el PP. Tenemos encima una crisis económica, por ejemplo. Y no estaría mal que llevara a cabo alguna visita oficial, ¡una por lo menos: hay vida fuera de La Moncloa y Doñana! ¿Quizá creen sus once millones de votantes que un Presidente, si es del PSOE, está para hacer el vago y para descansar sin límites? O a lo mejor piensan y están convencidos de que su labor, tal y como ya he comentado, consiste únicamente en hacer oposición a la oposición. De todas maneras, les pido que sean muy felices. ¡Dentro de nada les regalarán 400 euros!
 
  Por muy iluminado y profeta que sea, Zapatero no deja de ser un servidor público, por lo que su misión es velar por el interés general, no por el suyo propio. Es comprensible que a un vago semejante le cueste ponerse manos a la obra, pero supongo que tiene promesas baratas que cumplir y planes que ejecutar. Menos "pedagogía democrática" y más predicar con el ejemplo. Un Presidente debería serlo desde el primer día de su mandato hasta el último, y no tomarse tantas vacaciones. Un momento, si ya está aquí el verano…
 
Fdo. El Espantapájaros.  

Read Full Post »

  Los progresistas de mente obtusa no acaban de comprender los argumentos sacados del Derecho Natural que rechazan el matrimonio homosexual. Hay que buscar una manera más sencilla de explicarlo. En primer lugar, la objeción se halla en la desacertada denominación: no es un matrimonio, sino una unión civil entre homosexuales; y, dejando eso sentado, podrán gozar de los mismos derechos y deberes que los cónyuges. Y, en segundo lugar, huelga decir que una asociación no se debe confundir con una fundación, difieren en sus características fundamentales; por tanto, cada una tiene su nombre, sin que exista en ello voluntad discriminatoria alguna. ¿Por qué hay problema en no llamar matrimonio a lo que no es un matrimonio? Sólo puede entenderse desde el estilo provocador de las malas decisiones de Zapatero.
 
  Si en vez de referirnos a las características pasamos a las consecuencias jurídicas, el resultado es el mismo. Uno compra un coche o lo alquila, y nadie llama a comprar alquilar, o viceversa. Incluso se da una tercera posibilidad, el leasing (alquiler con opción a compra), que tiene su propio nombre. Las consecuencias jurídicas de un matrimonio no son idénticas a las de una unión entre hombre y hombre. Verbigracia, en la filiación. Si un matrimonio tiene un hijo, se reputa que es de los cónyuges, aunque luego no sea así. Por el contrario, en una unión homosexual entre hombre y hombre con hijo necesariamente tiene que haber una mujer fuera de esa esfera, la madre, que también tiene derechos. Y aquí no es una cuestión de fobias o filias, es el sentido común el que traza las diferencias e impone los límites naturales.
 
  Las características no son iguales. Las consecuencias, tampoco. Partiendo de ahí, no es discriminatorio utilizar una denominación distinta para figuras jurídicas que son distintas, y, como ha quedado demostrado, matrimonio no es lo mismo que unión homosexual, con lo que será erróneo usar un mismo nombre para dos realidades tan dispares. El resto es propaganda y golpes de efecto. Es divertido estar siempre jugando con la imagen, pero se vuelve peligroso cuando se toca un tema serio y que no ha de ser objeto de puras manipulaciones políticas.
 
Fdo. El Espantapájaros.

Read Full Post »

  En las series de animación japonesa hay toda clase de villanos. El malvado trágico, cuyo pasado enturbia su vida. El malvado que es más bien rival del protagonista, y que suele unirse a él, aun con reticencias, tras un proceso de conversión. El malvado que cree que sostiene una buena causa y que, al descubrir que no es así, se pasa al bando de los buenos. El malvado que es el gobernante de una estructura de poder autoritaria y maléfica, con un ejército a su disposición y algún traidor esperando usurpar su puesto. El malvado que actúa en solitario, atendiendo a oscuras motivaciones, el cual es normalmente un tipo vengativo. El malvado que no es más que un peón al servicio de un mal mayor. Y, en fin, el malvado que es parte de una organización misteriosa, integrada por poderosos miembros que persiguen un fin concreto.

 
  La organización Akatsuki pertenece a esta última categoría. Sus nueve componentes fueron los antangonistas secundarios de la serie Naruto y, actualmente, los principales de la serie Naruto Shippuden. Vestidos con sus túnicas negras con nubes rojas, ellos tratan de extraer unos demonios todopoderosos o bestias con cola (Bijuu) de sus contenedores humanos (Jinkurichi), lo que comporta la muerte de éstos. Naruto es, claro, uno de esos contenedores. Los nueve son criminales y renegados de sus respectivas aldeas ninja. Por otro lado, Akatsuki es fiel al esquema clásico de las organizaciones malignas: propósitos no desvelados, jefe incógnito, reuniones secretas y amenaza constante para los protagonistas. Por lo que a mí respecta, sólo conozco a Itachi, Kisame, Zetsu, Deidara y Sasori. Son, desde luego, grandes personajes.
 
  El marionetista Sasori, que se escondía dentro de una marioneta, manejaba hasta cien marionetas y él mismo era una marioneta, fue el primero de Akatsuki en morir, en una escena ciertamente traumática para quienes sentíamos afecto por él, debido a su infancia triste y a su interesante y sorprendente arsenal de combate. Pero aún quedan ocho más por delante. Y, en la clasificación antes expuesta, se me ha olvidado mencionar al malvado o malvados cómicos. Hay muchos ejemplos: el Team Rocket o, sin ir más lejos, el nuevo Gobierno de Zapatero.
 
Fdo El Espantapájaros.

Read Full Post »

  La imagen que confirma la inanidad y la pereza dominantes en el Gobierno español es la de Zapatero en la cumbre de la OTAN. Revelador cuadro. El hombre sin atributos se halla adormilado, quizá en trance, aislado e ignorado. A pocos metros, los líderes mundiales estrechan lazos y velan por los intereses de sus países. Estarán cansados, o a lo mejor les cae mal algún dirigente, pero dan la cara. Zapatero, en cambio, continúa dormido… o amilanado. Se puede estar en desacuerdo con Bush, discrepar radicalmente de él y sus actuaciones. Si así es, ¿por qué no se acercó Zapatero al corrillo, a decírselo? De hombre a hombre. O si no, que hubiese hablado con la misma gente que él. A Zapatero le invadía el pánico, pues en más de una ocasión Bush le ha dejado en ridículo. Y nuestro Presidente es un cobarde consumado.
 
  Es muy bonito y gratuito eso de no levantarse al paso de la bandera de Estados Unidos o pedir desde Túnez que las fuerzas occidentales huyan de Irak, siguiendo el mal ejemplo español. Lo que no es tan bonito ni tan fácil es mirar a los ojos del gran Presidente de los Estados Unidos; es mejor suplicar por un encuentro, e ilusionarse con sus llamadas. Y cuando no llega la cita anhelada, quedarse muy quieto en un sillón, alejado de Bush y sin tener los hígados necesarios para ir hasta allí y entablar conversación con cualquier dirigente, o espetarle: "Hola, ¿qué tal, amigo?". La cobardía de Zapatero es comparable, verbigracia, a la de Ibarreche. En rigor, hay un doble problema. De un lado, Zapatero es un vago, cosa más que demostrada. De otro, es un acomplejado y un miedoso. A lo mejor se nos ha vuelto nacionalista.
 
  Sus admiradores y limpiabotas, que son demasiados, dirán que es que estaba pensando en los miembros de su nuevo Gobierno. En él, y ahora soy yo el que suplico, no debe estar Bermejinski. Lo único que ha hecho ese pijo, progresista de salón, como bien dice el SUP, es soltar cuatro rimas malas y reformarse el piso oficial (cuarto de millón de euros). Además, su sectarismo y su prepotencia le impiden arreglar la huelga de los funcionarios de Justicia, cuyas reivindicaciones, dicho sea de paso, son justas. El Estado autonómico es una fuente de desigualdades.
 
Fdo. El Espantapájaros.

Read Full Post »

Premio Dardo 2008

  Es justo, desde todo punto de vista, que la primera imagen que subo aquí sea a cuenta de un premio que graciosamente me ha concedido Nicholas van Orton. Él afirma que mi bitácora transmite ilusión, que intentaré ser un buen abogado y dignificar esa profesión. En realidad, no sé si llegaré a ser abogado o me dedicaré a otra profesión que tenga que ver con el Derecho, pero agradezco de veras la atención, el reconocimiento y las afectuosas palabras de un gran maestro como Van Orton, cuyo feuilleton tiene cada día más visitantes, más comentarios y más prestigio.


  Muchos espacios a los que premiaría lo han sido ya; otros lo serán en un futuro. No estoy en condiciones de repartir galardones a quince personas. Pero, puesto que debo cumplir de alguna forma las reglas, entrego el correspondiente Premio Dardo, en un alarde de objetividad e imparcialidad, a mi buen amigo y compañero de fatigas Javier. No es que su espacio esté muy actualizado o decorado, o que sea muy original por algo. Sin embargo, recomiendo encarecidamente que lo visiten. Encontrarán unos reflexivos artículos sumamente bien escritos, alejados de toda vulgaridad y levedad, con material, en fin, para pensar. Que conste en acta que no soy un pelota, porque él, de momento, no es mi jefe.

Fdo. El Espantapájaros.

Read Full Post »