Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 31 octubre 2008

  Halloween es una de mis fiestas más queridas, aunque detesto la costumbre de la gamberra juventud española de tirar huevos a los autobuses. Creo que a la noche de brujas la envuelve un cierto encanto misterioso. Personalmente, siempre gozo viendo una o dos buenas películas de terror. Este año, además, emiten un documental sobre el fenómeno cinematográfico de los muertos vivientes y pienso iniciar la lectura de un libro de relatos de hombres lobo.

  Pero en España no tenemos por qué recurrir a la ficción o a lo sobrenatural para aterrorizarnos y recrearnos en el morbo. Contamos con una peculiar chusma política para cumplir tal función… El vampiro Zapatero buscando hincarle el diente a la cumbre internacional; la momia De la Vega; el mad doctor Rubalcaba; la cosa Pepino Blanco; la ogro Maleni; el werewolf Bermejinski, y el muerto viviente Solbes.

  En el bando de la oposición las cosas también dan bastante miedo. Mariano Rajoy podría ser el hombre invisible, pero algún malicioso consideraría más adecuada la calificación de hombre patético. Desde mi punto de vista, este hombre bien tiene mucho mérito, bien se ha vuelto loco. Me explico. Cabe la posibilidad de que, tras la derrota de marzo, decidiese seguir dirigiendo el PP con la finalidad de solucionar todas las crisis internas que se iban a plantear y sufrir él todo el desgaste, tanto por dicha razón como por todo lo que conlleva encabezar la oposición a un Gobierno recién refrendado en las urnas. De ser así, en 2010 o 2011 se retiraría a favor de un candidato más atractivo, fresco y cargado de fuerzas, o sea, todo lo contrario a él.

  La segunda posibilidad es que Rajoy se ha engañado a sí mismo con esa letanía suya de que va a llegar a ser Presidente, y actúa conforme a ello, resistiendo malamente en pro de un futuro incierto que, como ha reconocido, sólo él se lo cree. En este caso, únicamente una severa derrota del PP en las próximas citas electorales podría apartarle definitivamente de la dirección del partido. Como soy de la opinión de que Rajoy está operando de acuerdo con lo segundo, le animo a marcharse, a pesar de que en el pasado le haya dado mi total apoyo, no sólo por sus muchas cualidades, sino también porque era diferente. El Rajoy de finales de 2007, con todas sus carencias, no es este Rajoy que merece ser tildado de hombre patético.

  Hasta que la situación se decante, asistimos a una batalla que se desarrolla en el PP, una batalla centrífuga en parte provocada por lo infecto de nuestro sistema, en parte por la falta de liderazgo de Rajoy. Me refiero, en especial, a la inevitable ruptura con UPN. Es un auténtico cuento de horror en el que a Rajoy le han hecho pagar el trato y soportar el truco. Y es que no hace tanto que yo mismo, junto a otros, defendía a UPN y a Miguel Sanz desde las páginas de Navarra Liberal para que esta región no cayera en manos de la irresponsabilidad de los socialistas y del delirio de los nacionalistas anexionistas. Supongo que también se beneficiaron de la campaña municipal y autonómica del PP. ¡Qué poca hombría la de Sanz! Si el PSOE, con su estilo mafioso, le ha chantajeado, debería haber tenido el valor suficiente como para disolver el Parlamento y convocar elecciones, pues él se debe a los votos de los ciudadanos y no a las maniobras en la sombra de otro partido. En ningún caso gobierna UPN en Navarra gracias al PSOE: gobierna gracias a los votos de los ciudadanos. Otra cosa es que esté defraudando la confianza que esos votantes depositaron en ellos, porque romper con el PP por la vía de los hechos, cuando tantas alegrías ha dado el pacto de 25 de marzo de 1991, ni estaba programado ni es honesto.

  En un artículo para Libertad Digital, Jaime Ignacio del Burgo ha analizado el pacto y sus consecuencias para ambos partidos. De un lado, UPN disfruta de autonomía en cuanto a Navarra se refiere, garantizando la presencia del PP –disuelto en esa comunidad– en su acción política. De otro, UPN se compromete a seguir al PP en los niveles nacional y europeo. De ahí que sus diputados estén integrados en el grupo parlamentario popular.

  Está fuera de toda duda que UPN y Sanz son los culpables de la crisis con el PP, al haber incumplido lo pactado. Es decir, no han dejado otra salida a Rajoy y su mediocre equipo, tibios y tolerantes a más no poder. Rechazo de plano que se justifique lo que ha hecho UPN con base en la cláusula incluida este año en el pacto, en virtud de la cual se aumenta la capacidad de decisión de los diputados de UPN frente a la disciplina de voto en cuestiones relativas al alto interés de Navarra, ya que esto se admite siempre que no haya colisión con "el interés general de España ni con los principios ideológicos de este acuerdo, ni con los recogidos en el pacto de colaboración institucional firmado en el año 1991 entre UPN y el PP". Del Burgo lo razona de la siguiente manera: "Si los presupuestos son malos para España también lo son para Navarra. Y como para llegar a esa conclusión es preciso hacer un juicio de valor subjetivo es claro que, en caso de disparidad de criterio, ha de prevalecer el criterio del PP por ser un asunto que afecta de lleno a la política nacional. De la misma forma que UPN define qué ha de entenderse por interés general de Navarra, la misma legitimidad asiste al PP para fijar en cada caso lo que, a su juicio, conviene al interés general de España". Por consiguiente, la traición, ordenando la abstención en la votación de la Ley de Presupuestos Generales del Estado y sancionando a los discrepantes, ha venido por parte de UPN y un ridículo Sanz aferrado a la poltrona y contaminado por el virus nacionalista que ya empieza a impregnar absolutamente todo el sistema montado sobre el Estado autonómico. Pero la obligación de Rajoy era haberlo previsto, amortiguado y atajado antes, sin tantos traumas. Una vez más, no ha dado la talla.

  Así está el panorama, lóbrego y gélido, como el tiempo en Madrid. Ya lo he dicho: a Rajoy le han tirado los huevos a la cara aun habiendo satisfecho el trato, o sea, ayudar a que el alevoso Sanz continuara pisando moqueta y no perdiera el coche oficial. Feliz Halloween.

Fdo. El Espantapájaros.

Read Full Post »

  John McCain no se rinde. Las encuestas predicen su derrota, la mayoría de los medios de comunicación ensalzan a Hussein Obama y todo parece ir en su contra. En cambio, lejos de tirar la toalla y entregarse al fatalismo, el candidato republicano ha decidido resistir hasta el final y optar a la victoria, pues sus posibilidades, con todo, no son escasas. Y ahí le vemos, en mítines y más mítines, con la aguerrida Sarah Palin o sin ella, concediendo entrevistas…

  Mientras, en España, sólo existe Obama, y a McCain se le denigra de forma constante. El domingo publicaba El Mundo un reportaje en el que, al parecer, se revelaba que el republicano había falsificado con malas artes su historia de detención y tortura en Vietnam. Además, le consideraba mediocre, mujeriego e ingrato. Pero no es que aportara pruebas de peso, incluso se citaba en varias ocasiones el libro autobiográfico de McCain Faith of My Fathers (1999), con lo que es ilógico deducir que oculta o altera su biografía cuando él mismo escribe con toda claridad sobre sus divertimentos como militar, su estancia en prisión y el aprovechamiento que le ha dado en su carrera política a esos cinco duros años.

  En todo caso, hay que estar preparado para cualquier contingencia. Obama es un sujeto que suscita demasiadas dudas no resueltas. Aparte, su inexperiencia le podría jugar malas pasadas si llega a Presidente. Y, por supuesto, ni es tan brillante ni excepcional como se viene afirmando desde hace largo tiempo. Su imagen, por muy carismática que sea, no puede ser lo único que se valore. Grandes discursos, sí… ¿Preparado para gobernar? Veremos. Lo que no significa que no pueda llegar a ser un magnífico Presidente. Obviando sus disfraces con turbante y sus relaciones personales, Obama no es Zapatero, y si gana las elecciones la lucha contra el terrorismo musulmán va a continuar (él mismo ha repetido una y otra vez que hay que encontrar y matar a Bin Laden, no sin antes ganar la guerra en Afganistán, que no será Iraq pero también es un frente decisivo) y el papel de Estados Unidos como superpotencia no va a decaer.

  Pero hasta el 4 de noviembre, sin duda, me quedo con McCain y su estilo luchador y perseverante. He aquí un señor que no se rinde, que, curtido en mil batallas, no se va a arredrar porque los señores de la prensa echen sobre él editoriales y artículos hirientes, o porque su rival sonría más y sea sumamente telegénico. Es lo opuesto a la actual versión de Rajoy. Un Rajoy venido a menos, sin pulso. Un Rajoy víctima de su indecisión y de sus meteduras de pata. McCain tendrá 72 años, pero tiene setenta veces siete más energía y vitalidad que esta gabardina con barba que dirige el segundo gran partido político español.

Fdo. El Espantapájaros.

Read Full Post »

Premio K Noticia

  Atreides ha decidido concederme el curioso Premio K Noticia 2008, y yo se lo agradezco. Sobre todo, por las palabras que ha empleado para describir este modesto espacio: "Un blog liberal de gran calidad intelectual". Gracias por eso. Viniendo de un monárquico (como yo) que cuenta con una vasta sabiduría acerca de relaciones internacionales, tal y como demuestra en sus artículos, es todo un honor.
 
Fdo. El Espantapájaros.

Read Full Post »

Ni culpables ni acabados

  Corren malos tiempos para el liberalismo. Y, en el fondo, no por la crisis financiera o porque se estén desmintiendo, supuestamente, sus principios. Corren malos tiempos, digo, debido a la ignorancia de la mayoría y al engaño sistemático practicado por algunos sectarios. Está cayendo sobre nosotros una tormenta de descalificaciones contra un neoliberalismo que no tengo muy claro que haya llegado a existir realmente. La falacia más extendida consiste en sostener que la libertad de mercado ha creado un problema gordo, muy gordo, que el Estado providencial ha de ser resolver a la manera socialista, y que en el futuro deberán imponerse más regulaciones y limitaciones. ¡Lo que nos faltaba para el duro!

  Hay codicia en Wall Street. ¿Y qué? La especulación por sí sola no es la fuente del problema. "Esta no es la Gran Depresión 29 del siglo XX, sino la Gran Recesión del siglo XXI, consecuencia de los groseros errores en política monetaria cometidos por la Reserva Federal y rebotados en Europa por un BCE resuelto a mantener artificialmente bajos los tipos de interés para favorecer la reactivación de las deprimidas Alemania y Francia", ha escrito Jesús Cacho, con la claridad y sabiduría que le distinguen, en El Confidencial. Y después agrega: "Y si el Estado ha metido la pata, es el Estado quien debe intervenir para sacarnos del atolladero, puesto que el mercado (relación espontánea de los ciudadanos del mundo actuando en libertad) no tiene capacidad por sí solo para restablecer la confianza". Exactamente. Las instituciones estatales han hecho mal su trabajo, no han vigilado como es debido el sistema financiero. El mal no proviene de la libertad, del capitalismo o de las maldades de Bush y Aznar. Es evidente que los intermediarios financieros son cooperadores necesarios, pero eso es inevitable. Y también se habrán dado conductas ilegales que no han sido perseguidas. Contra ello hay que actuar con decisión pero sin dar pábulo a memeces.

  Los planes de rescate ya están en marcha. Responden a una situación excepcional ante la cual, desde el punto de vista político, no cabe otra salida. Los gobernantes saben dónde acabarían sus votos si no hacen ver que se están moviendo: el paro y el PIB pueden acabar con ellos. Al menos tienen que disimular y sacarse de la chistera el conejo más vistoso posible. Y si parcialmente y a corto plazo funciona, mejor que mejor.

  Hay quienes preferirían que todo se hundiese, que el libre mercado devorara a sus hijos díscolos; otros, como el economista Pedro Schwartz, han hablado de alternativas a la intervención. Quizá eso fuese más justo y deseable. No obstante, como la solución ha sido otra muy distinta y no se puede dar marcha atrás, es mejor adaptarse a las circunstancias y sacar lo mejor de ellas. Estoy seguro de que todo será más transitorio de lo que se cree.

  Haciendo oídos sordos al grosero escándalo antiliberal (que confunde liberalismo con capitalismo y cosas así), lo que debemos exigir los ciudadanos es que los cuantiosos rescates estatales estén sometidos a todos los controles, medidas de supervisión y cauciones posibles. Que la operación se haga con transparencia y fiabilidad. "Sin favoritismos", que diría Tony Blair (gracias, Octopus). Para una postura liberal, es lo mínimo exigible.

Fdo. El Espantapájaros.

Read Full Post »

Jesús Neira

  A día de hoy, el profesor Neira permanece en coma por la agresión sufrida a manos de Antonio Puertas, responsable directo de su estado, y por la negligencia de los médicos que le atendieron. A todo lo anterior, es procedente añadir que el caso está pendiente de juicio y que, por tanto, no se puede dictar una sentencia propia, pero sí dar una opinión fundada. Había querido escribir antes sobre esto; al final, consideré que era mejor hacerlo tomando distancia.

  Ya sabemos que en España se tiende a despreciar al que hace algo fuera de lo normal. Somos un país de mediocres, y en vez de premiar al que hace méritos se le suele castigar. Aquí no ha pasado exactamente eso, aunque sí se ha hecho patente dicha tendencia mediante ciertas dudas surgidas en torno a la actuación del profesor. De entrada, hay quien no sabe si se produjo el maltrato a la mujer. Miren, es poco probable que una persona cabal y civilizada como el profesor, avalado por decenas de testimonios, hubiese intervenido de no haberse dado una agresión real de Antonio Puertas a su novia. Y, en adición, hay testigos no sólo de lo que sucedió en ese momento, sino también de una violenta discusión anterior de la pareja, aún en el hotel.

  Asimismo, se ha cuestionado el proceder de Neira. Según los maledicientes, habría insultado descaradamente al agresor, causando a propósito su ira. Otros dicen que no debería haber dado la cara, que podría haberse conformado con llamar a la policía. Hay que alegar que alguien bien educado no suele recurrir a los insultos salvo en ocasiones excepcionales, y aun así no creo que aquí se utilizasen; y segundo, que si Neira se expuso al peligro fue para evitar que la paliza recibida por la mujer fuese a mayores, con lo que podemos descartar que buscara obtener protagonismo.

  Finalmente, un punto con el que estoy de acuerdo: fue un error dar la espalda a Antonio Puertas. Pero es que uno no siempre puede pensar con claridad cuando se topa con circunstancias tan violentas y desconocidas.

  El comportamiento de la novia del agresor, de nombre Violeta, entra ya en el terreno de lo intolerable. Su ingratitud, muy reveladora, así como sus intentos de excusar a su novio, han hecho de ella una bruja odiosa y diabólica. La infame mujer ha llegado a gritar como una posesa, en un programa basura de la televisión, que su novio no había atacado por la espalda a Neira. Y lo afirmaba con las imágenes del vídeo delante. Es decir, aparte de no agradecer la ayuda su benefactor, de proteger con rocambolescos cuentos a su novio –al que califica de "bellísima persona"– y de lucrarse a costa del sufrimiento y arrojo de otros, ni siquiera es capaz de reconocer la cobardía de Puertas y la entereza de Neira. Es verdaderamente patético. Si ella se queja del acoso de los medios es porque se lo ha ganado a pulso. Merece cualquier escarnio público, por verdulera, zafia e ingrata.

  En cuanto a sus declaraciones de que cayó al suelo "debido al vértigo" y no a los golpes, me parece que no necesitan comentario. Tampoco posee mucha validez que sostenga que Puertas es toxicómano y que estaba necesitado de drogas cuando ocurrieron los hechos, en un intento de acogerse a la eximente del artículo 20.2 del Código Penal. Puertas escapó conduciendo su automóvil, lo que no es precisamente indicativo de padecer tal estado.

  Aclaradas estas cuestiones, querría terminar explicando que, si bien es verdad que la acción de Jesús Neira ha alcanzado una notoriedad tal vez exagerada y desmedida, y dejando de lado otros aspectos del caso (declaraciones de la novia, negligencia médica, etcétera), no podemos olvidar que hasta una sociedad como la nuestra necesita héroes en los que fijarse, héroes con valores, capaces de defenderlos y nobles de espíritu. Y puede que esos héroes no lo sean stricto sensu, pero el beneficio que aportan a la sociedad los hace merecedores de esta distinción. Y así, recibimos la maravillosa noticia de un maltratador frustrado y reducido por los clientes de un supermercardo a base de lanzarle latas y botellas. Es el poder de la Justicia. Siempre agradeceré, por ello, el ejemplo que nos ha aportado el ya inolvidable profesor.

  Jesús Neira, profesor de Teoría del Estado (una rama del Derecho Constitucional), estaba escribiendo un libro acerca de la Transición. Mi deseo, y el de la inmensa mayoría de los españoles, esta vez justos y solidarios, es que lo pueda terminar.

Fdo. El Espantapájaros.

Read Full Post »