Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 21 junio 2009

Nuclear, sí

  En una de esas entrevistas a modo de masaje que de vez en cuando le hacen en Cuatro, Zapatero expuso sus argumentos contra la energía nuclear y a favor del cierre de la central de Garoña. Y a la hora de contrastar los datos que dio y verificarlos, se ha descubierto que Zapatero debió de hablar perdido en sus alucinaciones, porque, si no, no se explica tal cantidad de errores, que incluso superan la mala fe y la acreditada capacidad de mentir del Presidente.

  Así, donde Zapatero desliza que "sólo hay una central nuclear en construcción en el mundo", resulta que la realidad es que son 50 en construcción y 51 en proyecto. Donde Zapatero afirma que "en el mundo sólo hay seis centrales nucleares que tienen un escenario de prórroga para sobrepasar la edad de 40 años", resulta que la realidad es que no son seis, sino 58. Y donde Zapatero asegura que "sólo hay una central nuclear en funcionamiento con más de 40 años y se va a cerrar dentro de dos", la realidad es que hay al menos 11 en esa situación…

  Ya no vale con zanjar la cuestión diciendo que Zapatero es un mentiroso, que también. Zapatero, lisa y llanamente, vive en un mundo de fantasía por él mismo soñado, presa de unas extrañas e incurables fiebres que le hacen delirar. Por tanto, una hombre así, desapegado de la realidad y de su tiempo, no debería seguir gobernando. La entrevista pone de manifiesto que es tan ignorante como loco y que no puede adoptar decisiones que favorezcan el interés general. Sería más útil como monje o fundador de una religión de iluminados.

  Una explicación añadida es la de su sectarismo ideológico. Como la izquierda más podrida sostiene que la energía nuclear es perniciosa por definición, nunca y bajo ningún concepto se ha de incumplir este dogma. Y si para ello hay que cerrar una central nuclear avalada por el Consejo de Seguridad Nuclear y que puede funcionar perfectamente, se hace, aunque ello suponga una equivocación y un retroceso.

  Los progresistas, que tanto presumen de ser amantes de la razón y de la ciencia, se comportan en este asunto cual cobardes supersticiosos, atemorizados por sus propias supercherías y cuentos de terror. Toda su argumentación se basa, por un lado, en el problema del almacenamiento de los residuos (materia en la que se está avanzando); y, por otro, ¡en el infundado temor a que se repita algo similar a un accidente acaecido hace más de veinte años, en un país comunista, en una central soviética, con las dosis de chapuza y baja calidad que ese adjetivo implica, y cuyo alcance y consecuencias no están claros a día de hoy, ni siquiera en cuanto al número de víctimas!

  Sea como fuere, es irracional oponerse a la energía nuclear por cobardía teniendo como país vecino a Francia, país que cuenta con 58 centrales y al compramos esa misma energía con la finalidad de paliar nuestro déficit energético. ¡Cuánta hipocresía! ¡Qué país desgraciado es España!

  Si Zapatero cierra Garoña, el resultado será un coste económico elevado. Se perderán empleos. Se perderá energía. Se perderá competitividad. España quedará fuera de la órbita de potencias que apuestan fuerte y decididamente por esta energía y será condenada a mendigar por Europa y a levantar ridículos molinillos de viento. No podemos permitirlo. Da igual esa excusa de Zapatero de que era un compromiso electoral. Que se lo meta donde le quepa. Otros compromisos los ha descartado, y otros se los ha inventado sobre la marcha. Es la hora de la energía nuclear y ningún bobo solemne va a aguar la fiesta con sus consignas reaccionarias.

Fdo. El Espantapájaros.

NOTA: El jueves viajo a Suecia. Volveré a actualizar el espacio el domingo de la semana que viene. Un saludo a todos.

Anuncios

Read Full Post »

  Cuando los gastos superan a los ingresos, hay un déficit en el presupuesto. En el sector público, si a consecuencia de un período de crisis baja la recaudación obtenida a través de los impuestos, debido a la contracción del PIB y el aumento del paro, y a la vez no se hace nada para moderar los gastos, entonces el déficit pasa a ser galopante. Y de alguna manera hay que financiar el gasto. Descartadas nuevas privatizaciones y la acuñación de moneda, el Ejecutivo recurre a la Deuda pública.

  Los socialistas, conspicuos adoradores del gasto público desmedido, consiguieron que en 1996 la ratio Deuda/PIB alcanzara el 68,2%. Uno de los objetivos prioritarios del Gobierno de Aznar fue reducir ese desorbitado nivel de deuda a fin de poder entrar en el euro, llevando a cabo una política liberal. Hoy en día, el Gobierno de Zapatero está volviendo a las andadas.

  Evidentemente, ante una crisis económica es casi inevitable que un gobierno –cualquier gobierno– adopte medidas anticíclicas que conlleven incrementos del gasto público para ayudar a determinados sectores o para realizar inversiones productivas, de futuro. Por el contrario, el Gobierno socialista utiliza el gasto público cual socorrido parche y de una forma irresponsable, como si pudiera endeudar al Estado eternamente y eso no fuese a tener graves consecuencias. Aznar, en su último libro, señala, a mi juicio con acierto, que una cosa es un aumento del gasto público coyuntural, del tipo que he explicado antes, y otra cosa, a evitar, que ese aumento se enquiste en los Presupuestos Generales del Estado, engordando un sector público con pies de barro.

  La clave de todo esto es quién soporta o va a soportar la carga de la deuda: sin duda, las generaciones futuras. ¿Cómo? Mediante más impuestos y una drástica reducción del gasto, normalmente.

  Además, la situación puede empeorar. Dado que la calificación de la Deuda pública española ha sido rebajada a AA+, y va a seguir bajando, los que la compren exigirán un tipo de interés mayor; cuanto más alto sea éste, mayores esfuerzos habrá que hacer a la hora de devolver la deuda. Y si el tipo de interés sube y la tasa de crecimiento del PIB baja, entonces la deuda pasará a ser insostenible o explosiva y crecerá sin parar.

  El actual Gobierno socialista no parece estar midiendo las consecuencias de sus actos, pues sólo le importan la propaganda y el corto plazo. Por su parte, Zapatero únicamente sirve para dar mítines del PSOE y viajar en avión oficial. Es obvio que aquí falla el capitán del barco, que debería ir con más cuidado en lo que a niveles de endeudamiento se refiere, porque aunque tira con pólvora del rey, después de todo está gastando el dinero de los contribuyentes no ya presentes, sino futuros, quienes ni siquiera han podido dar su consentimiento a tales políticas.

  Son necesarias reformas económicas de verdad, pero para ello habría que romper el velo ideológico que cubre los ojos de Zapatero. Es demasiado tarde para él. Y, en segundo lugar, austeridad. Mas eso lo desconocen los socialistas, los adoradores del gasto público.

Fdo. El Espantapájaros.

Read Full Post »

  Absorto como estaba en la preparación de mis exámenes de la Universidad, que finalizaron el pasado sábado, se me olvidó por completo que el 5 de junio este espacio cumplió ya cuatro años. En este cuarto aniversario, quiero agradecer una vez más su atención e interés a mis lectores y a quienes me enlazan. Y también expresar el deseo de seguir escribiendo aquí y de que pueda, por fin, hacer algún cambio de imagen en el blog. Muchas gracias.

Fdo. El Espantapájaros.

Read Full Post »

  En estos días se habla mucho no sólo de la crisis económica en España, sino también de que la sociedad española ha perdido valores. Pues bien, lo que de verdad ha perdido es inteligencia y coherencia. Esta misma semana hemos tenido noticia del primer bautizo civil, oficiado por Pedro Zerolo, un aquelarre en toda regla en el que no faltaron lecturas de poemas y de declaraciones de derechos humanos. Se trata de una nueva ceremonia laica, de una especie de "bienvenida democrática", la cual, junto a las comuniones civiles que quieren instaurar los iluminados de Rivas, demuestra que algunos españoles superan cada vez más su sentido del ridículo.

  Al final, Cayetana Guillén Cuervo ha pedido respeto ante las burlas generalizadas. ¿Respeto? ¡Ni hablar! Lo único que merece es mofa y befa. Sin lugar a dudas, cada uno es libre de dar las bienvenidas que quiera a sus hijos, con Zerolo leyendo a poetastros y con los rituales que desee. Ahora bien, quien confunde laicismo con religión civil y llega hasta el extremo de implicar a su hijo en semejante patochada, provocando hilaridad en el prójimo, se expone a la legítima crítica de los demás. Falta, por tanto, coherencia, defensa de las convicciones. Quien toma decisiones así y además en público, ha de ser capaz de defenderlas y de soportar los inconvenientes que se deriven de ellas. Es como si un payaso se preguntase por qué se ríen de él.

  En cualquier caso, ¿de dónde han salido estos gansos? El laicisimo implica aconfensionalidad, indiferencia ante el fenómeno religioso y sacar a las religiones de los espacios públicos, y, por muy beligerante y radical que sea, su meta no debería ser crear una religión laica imitando las ceremonias sagradas católicas, en este caso el bautismo, y encima hacerlo de una manera que invita a la risa. Lo mismo se puede decir de las comuniones civiles, llamadas "ceremonias de florecimiento". Quien esté a favor del laicismo combativo, que no acabe montando una religión, porque eso es contradictorio. Los progresistas ya no saben ni qué hacer.

Fdo. El Espantapájaros.

Read Full Post »